Arte Sacro, Escultura

Aquí mostramos una obra en la que sólo se interviene con dorado en los ropajes, cosa bastante habitual cuando se trabaja con escultores imagineros, ya que estos se especializan en policromías de encarnaduras y estofados para los ropajes.

Escultura en madera de cedro de 85cm de altura, representación de San Pedro de la escultora sevillana Juliana Arias.

 

Pieza en estado original, talla en madera de cedro.

 

En esta imagen vemos la escultura ya estucada. Una vez seca se somete a rascado y lija, hasta observar una superficie lisa e uniforme.

 

Aquí se aprecia el resultado de la aplicación del bol, en este caso se trata de bol rojo.

 

Cuando se dora al agua la superficie no presenta el brillo al que esta técnica nos tiene acostumbrados, y es que debemos bruñir las partes que deseamos en brillo con ayuda de las piedras de ágata, pero para ello debemos esperar a que seque.

 

Así resulta después de bruñir.

Así se completa la fase de dorado, pero aún queda por realizar el estofado y la policromía de la encarnadura, tareas de las que se encarga en este caso Juliana.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s